Preparación de archivos

Para la creación del diseño debes trabajar con una aplicación de diseño profesional que permita tener un control total sobre el trabajo. El estándar en el sector gráfico son las aplicaciones de Adobe, Photoshop para la edición de imágenes, Illustrator para gráficos vectoriales e ilustración.

Existen otras opciones profesionales como CorelDraw en las que se puede trabajar, si se sigue un buen control hasta el guardado del archivo final.

Color y aplicaciones

Para que el resultado de la impresión sea lo más ajustado posible al diseño ten en cuenta lo siguiente:

Tu pantalla debe ser profesional y estar bien calibrada para usarla como referencia. En esto no te podemos ayudar y has de tener en cuenta que lo que estás viendo puede diferir de la impresión final.

El proceso de creación del diseño ha de estar controlado. De inicio, has de elegir si trabajar en el modo de color RGB o CMYK. Si trabajas en RGB puedes tener mayor gama cromática con el riesgo de que algún tono de color no llegue a como se muestra en pantalla. Si trabajas en modo CMYK tu espacio de color es más reducido, pero te aseguras de que toda la gama cromática que incluya tu diseño será 100% reproducible en nuestras máquinas.

Las aplicaciones profesionales que uses deben estar bien configuradas para que el archivo que envíes enlace con nuestra gestión de color interna y el resultado sea perfecto.

Ajustes de color para todas las aplicaciones de Adobe
Si trabajas con CorelDraw, usa la siguiente configuración de color

Color negro. Si algún elemento de tu diseño pretendes que se imprima lo más negro posible, simplemente aplica los valores máximos que te permita el modo de color (en RGB valores 0-0-0) y en (CMYK 100-100-100-100). En CMYK es posible que el perfil de color te limite y baje un poco los valores, ningún problema.

Si usas referencias de color Pantone, asegúrate de elegir la biblioteca PANTONE Solid Coated.

Tamaño y resolución

Recomendamos trabajar a una resolución de 100 ppp (píxeles por pulgada) a la medida de impresión.
Nunca más de 150 ppp. ya que no obtendrás mejora, añadiendo información y peso innecesario.
Ten en cuenta que una imagen por debajo de unos 50 ppp hará visible el píxel en la impresión.

Si estás en photoshop asegúrate que tienes el tamaño de la imagen a la medida de impresión y la resolución a unos 100 Píxeles/pulgada. Si tu trabajo es muy grande y tu equipo no te permite trabajar con un archivo tan pesado, baja esa resolución a 70 Píxeles/pulgada. Sin miedo :)

Si estás trabajando en Illustartor (o CorelDraw) y tu proyecto es mayor de 5 metros, crea la página a escala 1:10, trabaja y guarda el archivo a escala. De esta forma evitas la limitación que tiene Adobe al crear páginas grandes en archivos vectoriales. Así es muy fácil entender las medidas y nosotros simplemente tendremos que invertir la escala al imprimir.

No añadas ningún sobrante al archivo ni marcas de corte o registro. Lo necesitamos simplemente a la medida de impresión.

Intenta no situar ningún elemento de diseño importante cerca de los bordes. La impresión textil por sublimación tiene encogimientos y tensiones que ya tenemos nosotros en cuenta, pero así nos facilitas la producción.

Guardar el archivo desde Photoshop
Antes de guardar la imagen asegurate que tu imagen está a 8 Bits/Canal, no contiene trazados y sólo contiene los canales CMYK o RGB.

Acto seguido, acopla la imagen

A continuación guarda la imagen en formato JPG con calidad máxima
Nota:
cada vez que guarda una imagen en formato JPEG, se crean defectos. Estos pueden ser visibles si se guarda a partir de otro archivo JPEG guardado previamente. Por tanto guarda tu archivo JPG de tu proyecto acabado a partir del original.

Si usas formato TIFF guárdalo con la compresión LZW (esta compresión no tiene pérdida y es 100% compatible)

Recuerda incluir siempre el perfil al guardar tus archivos de imagen (sobretodo si no son los estándar)
El perfil de color determina en que espacio de color se encuentra tu imagen. En el proceso de impresión, enlaza con el perfil de la máquina de impresión para reproducir el color de la forma más fiel posible. Por eso, si tu archivo no incorpora perfil de color se le asignará el correspondiente del ajuste "Preimpresión en Europa"

Guardar el archivo desde Illustrator

Guarda como PDF con el ajuste (Impresión alta calidad)
Publicar como PDF en CorelDraw

Una vez creado el PDF, revísalo con tu visor de archivos PDF (recomendamos Adobe Acrobat) y ya nos lo puedes enviar.

Pero si quieres tener un control absoluto del diseño y evitar cualquier error, te recomendamos que abras el PDF con Photoshop y sigas los pasos del guardado como JPG anteriormente explicado.
Muy importante es que al importar el PDF te asegures que el modo de color que eliges sea el mismo en el que se ha creado el documento original. En caso de duda usa el Modo: CMYK

Envío de archivos

Ya solo te falta hacernos llegar tus archivos. Puedes enviarlos a pedidos@ecotexdigital.com
Recomendamos crear un enlace de descarga mediante wetransfer.com

Como siempre, ponte en contacto con nosotros si te surge cualquier duda.